Blogia
Cajón de sastre de enfermera con tiempo libre

Encuentro del Totem

Encuentro del Totem

La primera vez que pude contemplar mi cuerpo lívido sobre el hielo ártico.

Mi sueño languidecía cuando se tornaba la noche trémula en llantos de almas inquietas. Vagaban los etéreos cuerpos de aqueste llano solitario, diáfano de calor humano. Sólo el llanto de otro tiempo y desiertas eras poblaban el inhóspito lugar. Acallaba mi mente con el anhelo de una falsa realidad, no es más que el duermevela, me decía. Un mal sueño del que no conseguía despertar.

Ebria mi alma y mi cuerpo de dolor, tal vez en el astral, sólo tal vez, yacía mi cuerpo en tan desolada llanura. La incertidumbre se desvaneció. Sentí correr por el costado un hilo de fuego, que no era más que mi calor humano, mi elixir. Poco a poco recobré mi mente, la cordura por un nimio lapso de tiempo tuvo su lugar en el abismo vertiginoso de lo que era, en ese instante mi vida, fugaz lucero, opaco latir…

Ahora, sólo ahora soy consciente de la cruel escena que aconteció en aquella lejana morada hace unas horas, unos días, unos…tengo frío y mi mente parece pétrea, mi cuerpo no responde a las órdenes, los brazos rígidos como témpanos de hielo, tengo miedo. La sangre sólo arde ya en mi pecho.

Entre la escarcha brinda unas desnudas huellas el frío viento del norte. Límpido el sonido del aire, susurro que nubla la mente fue mi luz en este instante. Un oso polar fue el motivo de mi saeta.

Fiero animal que no dudó en avanzar hacia mi silueta en aquella invernal noche y rasgar con sus pezuñas mis ropas, mi piel y mi alma. Que rabia la mía por no saber el motivo del ataque, no era yo su enemigo, no tiene adversarios este animal en tierras tan… Calla, me vino a la mente aquel día, cerca de la hoguera del lar de la anciana bruja del Somontano, donde al mirarme a los ojos me dijo: tu tótem es el de un zorro ártico.

El viento se aquietó, mi ira se fugó a llanto y más tarde fueron aullidos ahogados.

Ya llega; irisaciones entrelazadas de violetas, verdes y amarillos en el cielo. Ya recuerdo, a eso vine aquí. A volar como un ánima junto a la estrella polar. Me esperan en su armoniosa danza de los fuegos del zorro. Por fin me encuentro, la primera vez que muero.

Autor: iolanthe (YRB)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Lechuzo Blanco -

Me ha llegado mucho. Me entró mucho el final.

D.O.R. -

Tus letras destilan poesía, belleza. Hasta el último suspiro. Bello, nunca dejes de escribir.

Saludos. (Me pierdo por el blog).

miriam -

Iole...sos una genia...una genia! voy a reiniciar esto porque esta como de granito...y vuelvo.beso, pucha que nivel esto!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres